¿Hombre en el cuerpo de mujer? ¿mujer en el cuerpo de hombre?

¿Hombre en el cuerpo de mujer? ¿mujer en el cuerpo de hombre? Eso me suena a novela de ciencia ficción.

Cuando la sociedad nos describe suelen decir: Son mujeres atrapadas en cuerpos de hombre, son hombres con genitales de mujer, son personas atrapadas en sus cuerpos.

top-20-novelas-de-ciencia-ficcion-en-el-cine_6zkk

¿Estoy atrapado en un cuerpo de mujer? y ¿cómo es eso posible? Si yo soy un hombre. Mis manos son de hombre porque son mías, mis ojos son de hombre porque son míos, mi vulva es de hombre porque es mía y quien diga lo contrario está tratando de alienarme de mi cuerpo.

Estamos acostumbrados a anatomías fijas, rígidas, homogéneas, impuestas.

La  imposición de las características físicas, culturales y religiosas dominantes sobre una población minoritaria como buenas y verdaderas es una práctica de sometimiento.

Para crear este sometimiento se debe crear en primer lugar un sistema, el cual puede ser la religión, la raza, el sexo-género entre otros.

Ningunos de los anteriores sistemas son naturales, la raza es un concepto creado por el humano,  la religión también y el sexo-género (del cual hablamos) es el menos cuestionado como tal porque se ha mimetizado con la bio-medicina para respaldar una creencia donde los géneros responden a dos polos y el sexo a dos anatomías incapaces en convivir al mismo tiempo sin llamarles “corregibles” (de ahí la intervención quirúrgica innecesaria a las personas intersexuales).

Cuando digo, mi vulva de hombre, estoy atentando contra el sistema sexo-género, estoy cuestionado la polaridad que ha creado una segregación y sometimiento a las personas nombradas mujeres, las cuales por siglos han sido condenadas por el libre uso del cuerpo, porque como podemos vislumbrar, el cuerpo debe servir a un mecanismo social y no la persona que le porta. (Por eso el movimiento trans, es una de la tantas luchas feministas, transfeminista, pero de eso hablaré en otra ocasión)

Así ¿que es lo mas conveniente? ¿de que forma no romper esa estructura y que las personas con un cuerpo que no quiere obedecer a ese sistema se queden dentro de el? ¡bingo! Inventarles un titulo de ciencia ficción donde viven en un cuerpo invertido, donde su cuerpo es el incorrecto .. y claro ¡el sistema siga siendo el correcto!

Existimos personas con miles de anatomías distintas, el género con el cual sintamos afinidad no depende de las características de nuestro cuerpo, incluso podemos tener cuerpo y no querer ningún género.

Nuestro género (si es que lo tenemos), definirá como nombremos nuestro cuerpo. No al revés, por lo tanto la posibilidad de cuerpos es enorme, hombres con pene, hombres con vagina, mujeres con pene, mujeres con vagina, hombres intersexuales, mujeres intersexuales, personas sin género con pene ó vagina,  etc.

¿qué parece mas lógico, un montón de gente con cuerpos al revés, o una humanidad con múltiples posibilidades anatómicas?

Los cuerpos a los cuales nos acostumbran desde temprana edad en los medios masivos desde mucho antes de aprendamos a hablar son aquellos con características muy similares entre ellos, pero muy diferentes frente la población general. No es de extrañar que nos sintamos ajenos, feos, gordos, coloridos, equivocados y hasta apenados de nosotros mismos ya que los únicos celebrados son aquellos, no estos.

Yo celebro mi cuerpo, de hombre, con mi vulva de hombre ,porque soy un hombre.

Por Gabriel Bruno Garcia de Nación Trans

Anuncios

4 Respuestas a “¿Hombre en el cuerpo de mujer? ¿mujer en el cuerpo de hombre?

  1. La perspectiva performativa y posmoderna, parece crítica, pero siempre termina perdiendo la razón. Al final, no se si se trata de un autor o una autora. No se trata simplemente de criticar el “binarismo” rompiéndolo en mil pedazos. La realidad es que la mayoría pertenece, no un “binarismo”, sino a una correspondencia entre cuerpo/sexo y genéro/sexo (macho/hombre y hembra/mujer). El problema comienza cuando no se asume que no sólo existe esa correspondencia sino otras más (por ejemplo, macho/mujer y hembra/hombre). Pero si a eso se le suma la preferencia sexual (hombre a mujer y mujer a hombre), el problema es mayor, pues al dar como “normales” a los primeros y como “desviaciones patologicas” a los segundos, entonces se les invisibiliza, se les da por “no existentes”, por “locos”, “depravados”, “corruptores”, etc, y se les discrimina y excluye. Aunque no tiene un complicado armatoste discursivo como el posmoderno performativo, la anterior idea de la “identidad de género”, es mucho más explicativa y por ende, más reivindicadora de derechos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s